jueves, 25 de diciembre de 2008

UN GATO EN EL ARMARIO


¿Qué se le debió pasar a nuestra gata hipotenusa por la cabeza en estas últimas 24 horas de nuestra ausencia? 

Acostumbrada a saltar, correr, morder, maullar, girar, subir, bajar, etc. habrá sufrido de lo lindo. Resulta que cuando uno tiene prisa, no se da cuenta de los pequeños detalles que deja tras de si, se olvida de todo aquello que hay alrededor suyo y de que no únicamente existe él en el mundo, sino que hay muchísimos más elementos que componen y dan sentido a nuestra existencia. Eso, precisamente, me ocurrió a mi ayer. Hice la maleta a toda velocidad, cogí sólo lo que más falta me hacía para ir a pasar un día a casa de mi madre, cogí las llaves, miré atrás, y vi que mi gata no estaba. En cuestión de segundos deduje que, como siempre, estaría en mi habitación, tumbada en la cama o debajo de ésta, pero no tenía tiempo de comprobarlo. Así que abrí la puerta de mi habitación para que, cuando ella quisiera, pudiera abrirla y campar a sus anchas por toda la casa. 

¿Cual ha sido mi sorpresa al llegar hoy a casa?

Hipotenusa se había quedado encerrada en el armario...

En fin... un día en el armario, una nueva experiencia que recordar...

PD. Lo mejor de todo es que me ha dado una idea para un libro que luego llevaré a la gran pantalla. La llamaré HIPOTENUSA: EL GATO, LA BRUJA Y EL ARMARIO xD

3 comentarios:

Kurai dijo...

muerete xD

Edward dijo...

Los gatos no son precisamente mi animal preferido, sin embargo admito una cosa: La historia, así contada, es graciosa y divertida.

Insinuabas en tu comentario el por qué de que me guste la manera en la que llevas tu blog.

La razón es simple; es algo escrito de manera irrelevante, no para agradar, sino más bien para contar algo, pero que al mismo tiempo es gracioso y entretenido de ver. Imagino que ese sentido del humor es lo que hace que, como en el caso, hasta historias sobre armarios y gatos, puedan ser un buen pasatiempo.

Es una lástima que no actualices más a menudo...

Mis más cordiales saludos :)

Kurai dijo...

falso!