martes, 17 de enero de 2012

PEPE DA UNA PATADA A LA PUERTA Y SALE DEL ARMARIO.

Sé perfectamente que el simple hecho de pensar en fútbol os produce fatiga, malditos freaks comeganchitos, pero la noticia lo requiere.
Imagino que todos conoceréis a Pepe, central del Real Madrid, que más que un jugador de fútbol parece un 'final boss' del peor de los videojuegos. Sí, ese que rompe piernas, parte caras y que no deja de perseguir a sus marcajes desde el minuto uno de juego hasta que termina expulsado.

"Cuidado con la pierna, maricón".

Pero no lo juzguéis a simple vista, por sus machacantes dotes de marcador letal, él es más delicado y refinado que eso. Es como una flor silvestre que crece en los más remotos parajes y que espera ser arrancada y olida. Pues sí, que ayer se anunció vía twitter que el machacasaurios de Pepe mordía más almohadas que Miguel Bosé en sus mejores años. Era de esperar, se crió en Portugal, donde las mujeres tienen más pelos que los hombres y ahí aprendió que las entradas por detrás siempre eran mucho más efectivas.
La noticia se extendió debido a una supuesta declaración en la radio y como era de esperar fue corriendo el rumor como la mecha que va encendiéndose. Evidentemente todo fue una broma, pero como todavía continúa la noticia en ruedo espero con ansia el primer mete-patas que lo publique seriamente en algún diario deportivo o demás. Tan sólo hay que esperar.

Agur!

2 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

EL mundo del fútbol tiene que estar lleno de maricas. Lo que no entiendo es por qué hay tantos prejuicios en esos ambientes.

Arald dijo...

Evidentemente que está plagado de maricas, pero es un deporte muy de "machos alpha", entonces la gente tiene prejuicios a que los mariquitas jueguen al fútbol porque tienen que ser peluqueros.